Por Ignacio Hernández Meneses

 

La fracción parlamentaria de Morena en el Congreso Local no va permitir ni la corrupción ni la impunidad, y ante la Auditoría Superior del Estado procederá contra el alcalde Jesús Evodio Velázquez Aguirre, advirtió la diputada local por Acapulco, Mariana García Guillén.

“Efectivamente, tenemos que sacar la casta, alzar la voz contra la corrupción e impunidad ni que se permita un desacato… nosotros no somos la instancia, pero somos claros de que no permitiremos más corrupción”, enfatizó luego de señalar que exigirán la transparencia de los recursos públicos.

Entrevistada por Enfoque Informativo, remarcó que en el tema de los dineros del pueblo de Acapulco, el Ayuntamiento ha fracasado en esta tarea titánica que es gobernar el municipio, en este sentido, la legisladora del Morena consideró que la presidenta municipal electa Adela Román Ocampo, los regidores, el cabildo el pleno, tendrán que llamar a cuentas no solo al presidente municipal por ser la cabeza de este gobierno, sino también al resto del gabinete que tendrán que entregar las finanzas sanas, de lo contrario, se deben establecer procesos a la ASE y la ASF pero con pruebas documentales.

La joven legisladora Mariana García aclaró que por normatividad, serán las instancias de fiscalización  las que deberán revisar, y en su caso proceder, pero Morena va actuar en consecuencia porque es un mandato del pueblo.

Indicó que tampoco permitirán que este tema se litigue en los medios sino en las instituciones que mandata la ley, “para evitar que uno le tire al otro y viceversa y se echen la bolita, me parece que debemos entrar en las instancias y procesos jurídicos judiciales correspondientes en la fiscalización y las auditorías de Acapulco, sino sería quedarse con una bola quemada que difícilmente vamos a poder sacar adelante”.

 

Morena, “eslabón del cambio verdadero…”

 

La diputada por el Distrito 4, enfatizó que el Movimiento de Regeneración Nacional es un eslabón del cambio verdadero, tenemos que ser personajes a favor del pueblo y a favor de sus intereses, y eso sería un mal indicativo sino  toman esa bandera como propia, “ese fue el mandato supremo de los ciudadanos el 1 de julio que dijeron en las urnas que no queremos más de lo mismo”.

Adelantó que la agenda legislativa local contempla la austeridad republicana, el respeto a los pueblos indígenas, a la Ley 701, a los derechos humanos, el tema de los salarios máximos y que se acabarán los privilegios de la clase política gobernante.

“Seremos una firme postura, no nos vamos a doblar, y enfrentaremos con valentía este proceso de cambio real y profundo, los movimientos sociales los hacen los pueblos y ese es nuestro compromiso desde el cambio verdadero que está impulsando Morena desde sus diputados, desde sus senadores, regidores, de todos sus representantes populares”, subrayó la legisladora.

Cuestionada sobre la inconformidad del PRI que aduce sobre representación de Morena en el Congreso de Guerrero, con la asignación de más diputaciones plurinominales, Mariana García Guillén respondió tajante que solo se refleja “coletazos de un sistema errático que no quiere morir, son declaraciones poco congruentes porque cuando a ellos les tocaba esa sobre representación que dicen es correcta, pero cuando por mandato superior del Tribunal Electoral es cuando ellos no comparten”.

“La sobre representación no existe, esto se mide a través de la votación, a mayor votos mayor plurinominales, en Guerrero tuvo más de un millón de votos, es un mandato del pueblo, confiaron en nosotros y ahora lo que tenemos que hacer no fallar. Estoy de acuerdo en que haya equilibrios y contrapesos en el Poder Legislativo Local pero se funda en el mandato mayoritario del pueblo, ya no debe haber mercenarios”, puntualizó Mariana García Guillén al aclarar que definitivamente el PRI no será aliado del Morena pero “tampoco queremos que sea nuestro enemigo, porque tenemos que sacar una agenda vanguardista por el bien de los guerrerenses.

COMPARTIR