Juan José Romero

Con piedras integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) derribaron una de las puertas de cristal que da acceso al recinto legislativo en rechazo a la reforma educativa que propone el gobierno federal.

 

Poco antes del mediodía, los profesores disidentes llegaron a la sede legislativa a protestar como parte de su “jornada de lucha” para rechazar la propuesta de la federación sobre la reforma educativa.

 

La sesión legislativa  ya había iniciado cuando un grupo de “maestros”, apuntalados por diputados de la fracción de Morena, específicamente por el presidente de la comisión de Educación el diputado Ricardo Castillo Peña, ingresaron al recinto legislativo y desde la tribuna exigieron la abrogación de la citada ley.

 

Al unísono gritaron “aquí estamos presentes los maestros dignos de Guerrero”, dijeron los profesores a los legisladores que sesionaban en el recinto,  en su mayoría de Morena, y algunos de la fracción del PRD, mientras que los del PRI, PT, PAN y PVME se ausentaron del recinto parlamentario.

 

Los cetegistas tomaron la tribuna del congreso donde extendieron una manta en la que expresan diversas demandas entre ellas, la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y la abrogación total “a la mal llamada Reforma Educativa. Garantía de Salarios e incorporación a FONE para todos los trabajadores de la educación”, entre otras.

 

Luego de leer un posicionamiento en la máxima tribuna del estado, en donde exigieron al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador dé a conocer que organizaciones se está aprovechando para denostar a los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), y rechazaron además la pretensión de la ex dirigente nacional del SNTE, Elba Esther Gordillo de participar por la dirigencia de esa organización.

Acto seguido, los cetegistas abandonaron el pleno pero  cuando se retiraban, lanzaron piedras a la fachada del congreso y derribaron una de las puertas de cristal del recinto, en rechazo a la posible aprobaron de la reforma educativa.

 

En este sentido, el presidente de la Junta de Coordinación Política del congreso Antonio Helguera Jiménez, reconoció  que se les permitió el acceso al recinto y el uso de la tribuna porque “venían en una posición beligerante”, sostuvo.

 

Y justificó que de no permitir la entrada de los profesores, “quizá no fuera sólo este cristal el roto, teníamos que tomar una decisión, salimos a dialogar y ellos nos pidieron tomar la tribuna, no se resolvió como hubiéramos querido, pero por lo menos se evitaron cosas mayores, creo que, quizá, de lo que no estuvo tan bien, rescatamos lo positivo, hubo un cristal roto”, apuntó.

 

El también  coordinador de la fracción parlamentaria de Morena reconoció que por protocolo, los cetegistas no debieron hacer uso de la tribuna, “pero también teníamos que valorar las cosas que pueden suceder después”, insistió.

 

Aseguró que la decisión fue consultada con los diputados de las demás fracciones, entre ellos, el priista, Héctor Apreza Patrón y el perredista Celestino Cesáreo Guzmán, respectivamente, quienes le hicieron ver que “sería el primer precedente”, no obstante que  se registró una protesta similar, recordó.

“Acordamos que si se hacía de una manera ordenada, que se evitara el vandalismo y todo eso, que se podría, y bueno venimos y platicamos con los dirigentes y allí acordamos que iba a ser en orden”, pero no fue así.

 

El legislador dijo que solicitó a los de la CETEG a retirarse de la sede legislativa manera ordenada después de fijar su posicionamiento en tribuna, pero refirió que la molestia de los “maestros” fue que no estuvieron presentes los 48 diputados que integran la legislatura.

“No es cualquier grupo, ustedes vieron que traían contingente y es un contingente bastante numeroso”, de ahí la decisión de permitir subir a tribuna a fijar su postura, apuntó.

 

Posteriormente los maestros disidentes se trasladaron a la autopista del Sol a la altura de los centros comerciales al sur de la ciudad donde bloquearon dos de los cuatro carriles de esa vía de comunicación por más de una hora y posteriormente se retiraron a sus oficinas.

COMPARTIR