El ambientalista fue asesinado a orillas de un camino del ejido Calatraba, ubicado en los límites de Tabasco y Chiapas. Recientemente denunció la extracción ilegal de arena y de piedras en el río Usumacinta.

COMPARTIR