Juan José Romero

El auditor  superior del Estado Alfonso Damián Peralta insistió en que los ayuntamientos salientes deben dejar cumplidas sus responsabilidades laborales y de aguinaldos con sus trabajadores.

Dijo que los ediles están obligados  a dejar el presupuesto proporcional para que sus sucesores, quienes entran en funciones el 30 de septiembre, puedan pagar  las prestaciones de fin de año a los trabajadores de sus de sus respectivos ayuntamientos.

Dijo que las autoridades salientes “deben dejar provisionado el aguinaldo en la parte proporcional que les corresponda, esto es, de enero a septiembre”, para evitarles problemas a las autoridades entrantes, dijo el funcionario estatal.

Este viernes, concluyó un  taller de capacitación dirigido a autoridades salientes y entrantes  el cual tuvo por objeto informar los lineamientos y obligaciones de entrega-recepción ante las autoridades salientes y electas.

Agregó que las autoridades salientes,  su obligación es “entregar la información financiera, de obra pública, recursos humanos, estructura orgánica, pero también dejar la provisión para el pago de aguinaldos, primas vacacionales, etcétera”, confirmó Damián Peralta.

En este sentido dijo  que el trato es igual para todos los ayuntamientos,  pero por su dimensión poblacional y presupuestal los ayuntamientos de Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco y Zihuatanejo tienen “un trato minucioso y acompañamiento permanente”, señaló.

A dicho curso asistieron los alcaldes electos de esos municipios al taller que fue clausurado este viernes, efectuado en un hotel ubicado al sur de Chilpancingo, algo que celebró.

Cuestionado sobre el seguimiento y sanción a cualquier irregularidad en el proceso de entrega-recepción, Damián señaló que este proceso  debe ser encabezado por los síndicos procuradores y contralores municipales de los ayuntamientos entrantes.

Aunque también participan autoridades de la Secretaría de Finanzas, de Desarrollo Social y de Contraloría y Transparencia Gubernamental, así como la ASE, quienes llevan sus propios registros, apunto.

Refirió que cuando se inicia  los procesos de fiscalización “vamos a tomar nota de estas irregularidades y las vamos a trasladar a nuestros pliegos de observaciones”, expuso.

Hace tres años recordó,  lograron instalar los 81 comités de entrega-recepción, aunque que esto no significa que no existieran irregularidades, las cuales se atendieron en tiempo y forma, expresó.

COMPARTIR