David Abarca

Este sábado arrancaron las campañas políticas para presidente municipal de este tan golpeado, y saqueado Acapulco, para ser honesto conmigo mismo me puse a analizar a los candidatos, para yo saber cuál es la mejor opción de gobernar a Acapulco.

¿Les soy honesto? Lo Primero que pienso es que el que gane las próximas elecciones  no podrá en tres años cambiar ni solucionar todos los problemas que Acapulco tiene, esta ciudad está muy golpeada, saqueada y sobajada por estos malos funcionarios que desgraciadamente han dizque gobernado, lo único que han hecho es prostituir la ciudad al mejor postor, vivimos en un Acapulco empobrecido, en un Acapulco donde impera la anarquía y la narco violencia, por todo esto yo quisiera que el próximo presidente Municipal de Acapulco, comenzara su gobierno poniendo orden y disciplina, que gobierne para los acapulqueños, y no para su partido político y sus seguidores, porque desgraciadamente todos  o casi todos cuando llegan al poder traen demasiados compromisos políticos y personales, queriendo gobernar con personas que los apoyaron en su campaña, o con sus amigos, compadres, y familiares en lugar de buscar las personas idóneas para esos cargos que son importantes.

Yo buscaría en el próximo presidente de Acapulco que fuera honesto, que les hablara con la verdad a los acapulqueños, que tenga experiencia en la admiración pública, Acapulco ya no necesita más improvisados, que no venga a robar o a recuperar lo que invirtió en su campaña.

Yo no quiero un presidente que quiera ganar a base de soltar dinero, comprando votos con amenazas hacia los ciudadanos, o apoyado por delincuencia organizada

Yo no quiero un presidente que venga con promesas falsas  a decir que el cambiará todo lo malo que tenemos aquí en los próximos tres años.

Yo quiero un presidente que venga a gobernar, a imponer el orden y la disciplina, que aplique las leyes que ya existen, que administre su gobierno con transparencia y con su experiencia ponga en marcha planes y proyectos productivos para la recuperación de Acapulco, pero que no venga a saquear y a empobrecer más a esta ciudad.

A mí no me importaría si es soberbio o no, si le cae bien a la gente o no, al fin y al cabo no somos monedita de oro para caerles bien a todos, a mí me interesa una persona que dé resultados, que realmente quiera a Acapulco y lo más importante que quiera recuperar la grandeza que Acapulco una vez tuvo, necesitamos una persona probada que con su experiencia nos una a todos para ayudar a recuperar nuestra ciudad de la violencia y la anarquía en la que estamos viviendo hoy en día.   

Piensen una y otra vez  cual sería la mejor opción, eviten que otras personas elijan por ustedes, no se dejen comprar por unos pesos que no les durarán tres años, esta en nuestras manos elegir la mejor opción y el camino que deberá seguir nuestra ciudad, yo siempre he dicho que mas vale viejo por conocido que nuevo por conocer. HASTA LA PRÓXIMA…..SI DIOS LO PERMITE.

COMPARTIR