Por Ignacio Hernández Meneses

EL DATO:

“Lo que dice el exsecretario (Carlos Urzua), es brutal, lo que demuestra que la oposición no estábamos errados al señalar que las políticas públicas equivocada que está llevando a cabo este gobierno… La 4T, hace agua”: Ángel Ávila, líder nacional del PRD.

“Hubo un pacto de impunidad” para que el presidente Andrés Manuel López Obrador llegara al poder, por eso cuando habla de corrupción, jamás se toca ni se culpa a Enrique peña Nieto, reveló Ángel Clemente Ávila Romero, presidente nacional del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Ante el pleno de la sesión ordinaria del Grupo ACA, el líder de la cuarta fuerza político electoral del país, aseveró que López Obrador ha desplomado su simpatía del 80 al 64 de aceptación, según las más recientes encuestas, de las cuales por cierto, no mostró ni dijo cuáles.

Al ponerle el cascabel al gato, el dirigente opositor Ángel Clemente sostuvo que sí hubo un acuerdo cupular de impunidad y que por eso no hay nadie en la cárcel del viejo régimen que tanto cuestiona diariamente durante las conferencias mañaneras el ex presidente del PRD, Andrés Manuel López Obrador.

Cuestionado por Enfoque Informativo sobre las cuentas pendientes que dejó el ex alcalde perredista, exigió a los detractores de su compañero Jesús Evodio Velázquez Aguirre a que presenten pruebas, pero primero que lo denuncien para terminar con las viejas prácticas de echarle la culpa a los gobiernos del pasado.

En este contexto, sostuvo que si hay acusaciones en su contra, que sean denunciadas ante las autoridades, ya que “es una fórmula para asumir que las cosas en el ayuntamiento no van bien y está echándole la culpa a los gobiernos del pasado”.

 

“AMLO está construyendo clientela para el 2021…”

 

El presidente nacional del PRD expuso en el tema de la renuncia del secretario de Hacienda, que es gravísima su salida, con su carta demoledora donde demuestra que el proyecto de la Cuarta Transformación está haciendo agua. 

Que la salida de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público hizo cimbrar al país, una muestra del reflejo de confrontaciones en el gobierno y  de que el presidente no escucha a nadie.

En su prospectiva de la elección 2021, adelantó que van con todo como PRD pero en esta ruta puede haber una alianza con las fuerzas de izquierda, mientras tanto, que López Obrador “está construyendo una clientela electoral” con miras a la elección. Sostuvo su acusación de que “está construyendo una clientela política, al entregar dinero de manera personalizada a los ciudadanos, es una política que no tendrá resultados”.

Sobre el tema de la Guardia Nacional, cuestionó severamente que haya 70 mil efectivos, “que en lugar de estar combatiendo el crimen organizando están deteniendo a migrantes pobres” en la frontera sur del país. “Desde las izquierdas criticamos que había gobiernos sumisos ante Estados Unidos y ahora Andrés Manuel permite que le dicten la política migratoria del país. Este gobierno le está ayudando a Donald Trump a reelegirse”, sostuvo visiblemente indignado.

“Hoy, tristemente la Guardia Nacional, está deteniendo migrantes, muchos de ellos llegaron a invitación del presidente. Es decir, López Obrador, dijo que este país sería abierto y vamos a brindar cien mil empleos para migrantes y llegó una avalancha de migrantes”, lamentó.

Aplaudido por la mayoría de los acasocios y criticados por otros tantos, el joven dirigente perredista cuestionó al ex perredista Pablo Gómez Álvarez, ahora diputado federal por Morena, quien ahora justifica la militarización del país cuando la izquierda y el PRD han criticado tal acción de gobiernos pasados, por los antecedentes sangrientos como la etapa de la guerrilla, la guerra sucia, la represión y las desapariciones forzadas.

Advirtió que no lo van a ver aplaudir al gobierno de AMPLO, “la oposición va a seguir criticando. El gobierno de Andrés Manuel tiene más asesinatos que el de Enrique Peña Nieto o el de Felipe Calderón y la realidad es clara, pero si alguien no la quiere ver, está en su derecho”.

El dirigente del PRD salió ovacionado, salió airoso ante las críticas, victorioso luego de reprobar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que en 2006 colocó al PRD como la segunda fuerza electoral del país, el mismo hombre que el 1 de julio de 2018 mandó hasta la cola al PRD, detrás del PAN y el PRI.

COMPARTIR