Roberto Santos

 

El que sí es un movimiento de “radicales de izquierda” –como AMLO llamó a campesinos en Morelos por manifestarse en contra de una presa– es la CNTE, que tiene bloqueadas las vías férreas en Michoacán y que el gobierno federal debería atender para darle solución.

Algo que el presidente Andrés Manuel López Obrador no debe permitir es que esos grupúsculos lo rebasen por la izquierda. Es decir, como presidente de todos los mexicanos debe velar por los intereses de todos y no permitir que algunos dañen a terceros, como ya lo está haciendo la coordinadora en Michoacán.  

Si hasta el momento ha podido rechazar a quienes por la derecha se quieren imponer –por eso causó excesiva duda la muerte de los Moreno Valle–, resulta raro no poder conjurar el bloqueo de la Coordinadora Nacional de la Educación, quienes caro le están cobrando haber votado por él.

Y caro a la economía de Michoacán, por los cientos de vagones parados en las vías férreas con distintos productos comerciales.

Pedirle a la CNDH su intervención para solucionar esta acción cetegista, no es la vía que el gobierno debe seguir, pues el Estado no debe abdicar en sus funciones y trasladar su responsabilidad a quien tiene la función de defender los derechos humanos en el país.

Lo que se esperaba sucedió: la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH le contestó al gobierno federal que no puede ni debe delegar sus facultades y que el Estado no debe estar en espera de un pronunciamiento de este organismo para poder actuar.

Es decir, parece que la presidencia esperaba que otro organismo asumiera la responsabilidad de lo que pueda pasar en un futuro inmediato.

Y sin bien ha insistido en que no reprimirá ningún movimiento de protesta, es el momento de que muestre su capacidad de negociador y protector de terceros, a quienes les han afectado en su economía.

Esa abdicación del Estado se está repitiendo en el caso de las estancias infantiles al pretender otorgar un apoyo a las madres de familia para que les paguen a los abuelos o abuelas por el cuidado de los hijos en la primera infancia.

Voces especializadas en el tema, señalan como un error hacer realidad esa idea del gobierno federal.

Especialistas insisten que esa responsabilidad le corresponde al Estado, no a las abuelas.

Atender la primera infancia es responsabilidad del gobierno mediante una política social integral.

Expertos señalan que la familia ya tiene cargas de trabajos extenuantes al cuidar enfermos, adultos mayores con enfermedades crónico-degenerativas, personas con discapacidades, o con trastornos mentales, que en muchas ocasiones llegan a sufrir consecuencias serias para su estabilidad emocional y física.

La vida del cuidador cambia al tener que reorganizarse y adaptarse a las necesidades del enfermo, convirtiéndose en una experiencia de largo plazo que lleva a modificaciones familiares, labores y sociales.

Y a esto hay que sumarle el cuidado de los nietos.

Hay quienes prevén que muchas mujeres tengan que renunciar a sus trabajos para regresar a un modo de vida anterior, al hogar a cuidar a los hijos, cuando ya había conquistado un trabajo y con ello el acceso al ámbito público.

Por lo tanto, se pierde un derecho, tantos años peleado por las organizaciones de derechos humanos y de igualdad de género.

Lo que va a pasar entonces, es que sean las mujeres, esas que dependían de las estancias como usuarias y como trabajadoras, quienes pierdan la posibilidad de acceder a un trabajo, ampliando la desigualdad entre varones y mujeres.

Es decir, desde el gobierno federal se promoverán acciones que van en contra de su responsabilidad, al evitar que las mujeres se incorporen al mercado laboral para regresarlas al papel de cuidadoras de sus hijos perdiendo la posibilidad de trabajar, estudiar, participar en acciones sociales y políticas, es decir, perder derechos como ciudadana mexicana.

Esperemos que consideren esa decisión y con las debidas revisiones de los casos señalados como irregulares, se puedan mantener las estancias para beneficio de los infantes y de sus padres.

santos0212@yahoo.com.mx

COMPARTIR