“A partir de la implementación de nuestro plan se han dejado de robar cerca de 8 mil pipas, alrededor de 2,500 millones de pesos”, aseguró López Obrador tras indicar, en entrevista en La Silla Roja, que el robo de combustible era algo que se sabía, pero no se hacía nada.

COMPARTIR