Frida Alvarado

Integrantes del Frente de Defensa de los Prestadores de Servicios Turísticos de la Zona Federal Marítimo Terrestre de Acapulco, nuevamente advirtieron que defenderán por la vía jurídica y con movilizaciones las dos playas que el gobierno federal puso en destino al municipio de Acapulco.

En conferencia de prensa, el asesor jurídico del movimiento Eduardo Román Guzmán, acompañado de los afectados, informó que esta  “lucha jurídica apenas”, apenas comienza por lo que aseguró que  no descartan amparos para defender los intereses de los prestadores de servicios turísticos vía resistencia pacífica. 

El abogado señaló que el municipio no cumplió con los lineamientos de las concesiones como lo son el interés jurídico, identificación y domicilio, manifiesto de impacto ambiental y proyecto de ejecución, así como pago de derechos.

“No tienen un proyecto definidito, es un gobierno de ocurrencias, al decir que pone en marcha… Pero no existe una obra de impacto que permite salir de ese rezago”, expresó.

Asimismo dijo que la playa Manzanillo no puede ser utilizada como playa incluyente debido a que está contaminada y autoridades de salud  realizan los estudios correspondientes.

Por su parte el concesionario, Jesús Zamora, reveló que tomarán acciones y seguirán las rutas jurídicas para seguir defendiendo el patrimonio de los prestadores de servicios turísticos e indicó que realizarán movilizaciones el martes en contra del atropello a sus derechos y patrimonio y continuarán hasta que sea necesario.

 

COMPARTIR