La actriz conocida por su participación en la serie de TV ‘Smallville’, fue acusada de reclutar esclavas sexuales en un culto llamado NXIVM. Se declaró culpable de cargos de crimen organizado este lunes en Brooklyn, Nueva York.

COMPARTIR