El aeropuerto se ubica en un zona pantanosa, bordeada por la Cuenca del Ahogado, que arrastra aguas pluviales y residuales de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

GUADALAJARA.- Una alerta internacional emitida por autoridades sanitarias se implementó en el aeropuerto ‘Miguel Hidalgo’ de Guadalajara debido a la plaga de mosquitos que irrumpe en las aeronaves.

El titular de la Comisión de Prevención de Riesgos Sanitarios de Jalisco, (COPRISJAL), Dagoberto Garcia Mejía, expuso, en entrevista con El Financiero, que las aviones que llegan a la terminal son prácticamente bañados con insecticida, “en vuelos internacionales, la política es que se fumiguen las aeronaves antes de despegar”. Agregó que la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) es la instancia encargada de realizar las acciones preventivas y de control

El aeropuerto se ubica en un zona pantanosa, bordeada por la Cuenca del Ahogado, que arrastra aguas pluviales y residuales de la Zona Metropolitana de Guadalajara. La especie de zancudo no es nociva, se trata del tipo Culex, el cual no transmite el dengue, “no es transmisor de enfermedades, pero invariablemente de eso, bueno, la percepción de la cantidad de mosquitos es bastante”, dijo el titular de la COPRISJAL.

Por su parte, la administración del aeropuerto realiza estrategias como el desasolve de canales y la aplicación de larvicidas.

En días pasados, el vuelo 251 de Aeromexico con destino a Monterrey despegó con retraso porque poco antes que abordaran los pasajeros, los insectos ingresaron a la cabina donde picaron a los tripulantes, la aeronave fue llevada al área de mantenimiento para aplicar insecticida.

El mosco Culex prolifera en agua estancada y pestilente. En cambio, la especie Aedes Aegypti (que transmite el dengue) es más delicada, prefiere agua limpia, de fuentes, bebederos o albercas en desuso.

COMPARTIR