Los gobiernos de Gran Bretaña, China, India e Indonesia y por lo menos 20 compañías anunciaron la decisión de suspender las operaciones con ese modelo de avión tras el accidente aéreo que dejó más de 150 muertos en Etiopía.

COMPARTIR