Enfoque Informativo

Solo recuerdos quedan de aquel enorme mercado de Tepito ubicado en el centro de la ciudad, hoy en día, la soledad es el que recorre sus pasillos rodeados de decenas de locales cerrados por diversas causas, principalmente por la ola de inseguridad generada por el cobro de piso y extorsión, así como las bajas ventas.

Ayer en recorrido se apreció que son escasos los locales que aun abren sus cortinas para ofertar diversas clases de productos, principalmente para teléfonos celulares. Se observó que al inseguridad no solo ha lacerado la economía de los empresarios bien establecidos, también alcanzó a los vendedores ambulantes.

Nada se apreció de aquel Tepito de hace años atrás donde se ofertaba todo tipo de productos desde ropa, artículos electrónicos, videojuegos y todo tipo de productos pirata, calzado de fayuca, solo por mencionar algunos.

La misma historia se extiende hasta parte del mercado de artesanías El Parazal que ante la escasez de turismo perdió el resplandor que alguna vez se le aprecio en los años setentas, cuando por su pasillos caminaban turistas nacionales y extranjeros.

 

 

COMPARTIR