Eduardo Salgado Sánchez

El gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó su asistencia a los próximos dos eventos del presidente Andrés Manuel López Obrador en la región Norte de la entidad, y señaló que esta consiente de que una vez más podría haber abucheos, como ocurrió recientemente en Tlapa y  como ha ocurrido con todos los mandatarios estatales a lo largo y ancho del país.

En entrevista después de la presentación de la inversión de 35 millones de dólares por parte de la empresa AM Resorts en el puerto, que aterrizará al Grand Hotel Acapulco, el ejecutivo guerrerense destacó una buena relación con el ejecutivo federal.

López Obrador estará en Iguala este jueves 6 de febrero para dar inicio al programa Becas Benito Juárez y el viernes 7 asistirá a Ciudad Altamirano, región Tierra Caliente del estado, para la entrega de fertilizante.

“Ayer  – martes- tuvimos una reunión (con López Obrador) y estamos colaborando de la manera más amplia para que las cosas puedan ser exitosas”, expuso el mandatario estatal.

A pregunta expresa de si durante los eventos de AMLO se repita lo ocurrido en Tlapa el pasado 11 de enero, Astudillo Flores remarcó estar consciente, “pero como yo no soy conflicto ni soy problema, primero lo que tengo muy claro es que no es un problema personal conmigo, es una acción que se está dando con todos los gobernadores, incluidos los de Morena como recientemente pasó en Veracruz”.

“Como gobernador voy a acompañar al presidente, es conveniente estar ahí, con lo jóvenes y estar también ahí con el tema del fertilizante, que es un programa que tiene 20 años en Guerrero y que representa un tema muy importante y también muy delicado, que se ha hablado y tratado con diversas organizaciones”, indicó.

Expuso que la tarde de este miércoles, acompañado del delegado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros se reunió con organizaciones campesinas para tratar el tema.

“El país vive nuevos tiempos y mecanismos desde el gobierno federal, el gobernador del estado debe colocar los pies en la tierra y entender los nuevos tiempos, las nuevas circunstancias y la corresponde es tener los pies sobre la tierra y entender las nuevas maneras de gobernar”, dijo.

Añadió “creo que hay que ir, ahí si alguien grita o chifla entenderé que es una circunstancia que hay que verla hasta como un modismo punto y aparte”.

Por otra parte, sobre la intoxicación de 26 alumnos en una secundaria de Ometepec, Astudillo Flores afirmó que no era un problema por cuestión de alimentos, por lo cual pidió a la Secretaría de Salud y a la Fiscalía General del Estado intervenir y trabajar de manera coordinada.

“Parece que no es una cuestión de alimentos, por eso tiene que intervenir la Fiscalía, pero también Salud, para hacer un análisis y apoyar a los jóvenes que están presentando comportamientos anormales”, puntualizó.

En cuanto a la seguridad y la salida de la Policía Federal división Gendarmería de Acapulco, el mandatario insistió en que por eso es importante la creación de la Guardia Nacional, “porque sin duda, uno de los más beneficiados no será el estado en Guerrero en abstracto, sino los guerrerenses”.

COMPARTIR