David Abarca

En  mi comentario anterior mencione que la caballada está muy flaca debido a la clase de candidatos que están postulados a ser alcaldes de Acapulco, porque a ninguno se le ve el perfil idóneo para poder gobernar a esta ciudad posiblemente a uno por la experiencia adquirida, porque honor a la verdad los ciudadanos ya estamos cansados de más de lo mismo, Acapulco ya no se debe gobernar únicamente para satisfacer el ego del presidente en turno, el decir yo quiero ser presidente para sentirse fregón, por decir yo invertí mucho dinero en la campaña y lo voy a triplicar, o colocar a mis amigos parientes, amantes, o lo que sea en los puestos claves para hacerse ricos de la noche a la mañana.

Señores Acapulco se debe gobernar con orden, con disciplina, con aplicación justa de la ley, con planes y proyectos bien cimentados a corto, mediano, y largo plazo en todos lo rubros, con los mejores hombres y mujeres capaces y no con parientes, amigos, esposas, amantes o compromisos políticos y así poder sacar a Acapulco de este precipicio donde los malos políticos y funcionarios lo aventaron  desde hace mucho tiempo, y no ha podido salir.

Sabemos que el que llegue a gobernar no va a poder hacer solo la tarea, se necesitará una  buena relación gobierno y gobernados es aquí donde también los ciudadanos debemos de poner nuestro grano de arena, porque nos quejamos de que Acapulco vive en la anarquía, ¿pero qué hacemos por cambiar?, ¿por ser mejores?, ¿por no tirar basura en la calle?, ¿por conducir tu automóvil o camión en forma correcta?, ¿por utilizar los mercados vacíos en lugar de calles y banquetas?, nos quejamos de que nuestra ciudad está sucia y desordenada pero también somos nosotros los culpables por no cuidarla, por eso digo que el que llegue a ser presidente municipal tendrá una ardua tarea, mucho trabajo por hacer y no pensar a ser gobernador cuando todavía no comienza a gobernar Acapulco.

Así que él quiera ser presidente  municipal de Acapulco del partido político que sea, deberá hacer la mejor propuesta para que nosotros los votantes lo hagamos por él, yo únicamente  les pediría que ahora que anden en campaña no denigren aún más al acapulqueño o al que emigro aquí con dadivas, con despensas, con láminas de cartón , en pocas palabras no les pongan el pescado en la mesa, mejor enséñelos a pescar, ya no los hagan más dependientes de sus dadivas no los enseñen a ser inútiles, mejor pongan más escuelas dignas, más trabajo digno donde podamos emplear a nuestros jóvenes para poder sacarlos  de esos malos vicios en la que hoy se encuentran muchos de ellos, necesitamos rescatar a las futuras generaciones para tener un mejor Acapulco para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.

HASTA LA PRÓXIMA……… SI DIOS LO PERMITE.

COMPARTIR