Por Ignacio Hernández Meneses.

Abandonadas se encuentran las escuelas indígenas en la zona rural de Acapulco, no hay pupitres, pizarrones ni maestros bilingües, denunció Flores Allende Montiel, consejero de la Gubernatura Nacional Indígena en Guerrero.

Lamentó que no haya voluntad política de parte de la SEG para atender estas carencias, lo que provoca mayor rezago, marginación, exclusión, segregación a los grupos indígenas que habitan en las comunidades de Acapulco.

Flores Allende Montiel exhortó a la Secretaría de Educación Guerrero a revisar el caso, para que ante la falta de maestros envíe docentes que tengan el perfil, que eduquen con la lengua madre en estos planteles.

El líder de indígenas radicados en Acapulco, dijo que es de suma importancia preservar las lenguas indígenas, “eso nos da identidad, hay que cuidar de nuestras raíces, y Guerrero, dignamente tiene un amplio abanico de etnias, eso nos debe llenar de orgullo”.

Cuestionó a los gobernantes que se olvidan de la gente, “vemos como en los pueblos de la zona rural de Acapulco, carecen de todo, sobre todo en la educación, pero también se notan carencias en salud, no hay médicos ni medicinas, la gente tiene que trasladarse a Acapulco, en medio de esas carencias con el riesgo de que sus familiares se pongan más graves o de plano se mueran”.

COMPARTIR