Por Enrique Silva

Gobiernos municipales van y gobiernos municipales vienen y realmente poco trascienden en un trabajo a favor de la ciudadanía, ha trascendido más los hechos de corrupción, que surjan nuevos ricos, el otorgamiento de permisos y licencias en lugares indebidos o el acomodo de piezas políticas en espacios de poder y en el caso de los regidores es peor aún, pocos muy pocos realmente han destacado por hacer un trabajo ejemplar, por hacer aportes y gestiones de manera plural y sin tener preferencia por la militancia de su partido o al distrito electoral al que aspiran para ser diputados.

Ya se logró hace unos años disminuir de 28 a 20 el número de regidores en Acapulco y la verdad el cambio ni se notó al ser intrascendente el trabajo de la mayoría, es decir lo mismo daba que fueran 28 o 20 o menos, al final solo son de 4 a 5 los que siempre medianamente atienden la labor para lo cual fueron electos, porque al final solo han servido históricamente para apoyar al alcalde en funciones si es de su partido o presionar y negociar si es de un partido distinto.

Por todos es sabido como son las negociaciones por el presupuesto o para la aprobación de alguna propuesta, iniciativa o exhorto, son invariablemente en la medida de a ver que obtienen a cambio y no porque así convenga al municipio.

Los partidos políticos siguen sin entender la necesidad de poner en cargos tan importantes a gente que represente y defienda los intereses de la población, sigue imperando el peso de los grupos o tribus al interior y obvio será el resultado de para quien trabajarán.

Muy caros nos salen a los ciudadanos cargar con tanto (a) vaquetón que lo que mejor hacen es negociar, chantajear al alcalde o alcaldesa en turno, pasear a costillas del erario, darse vida de ricos un trienio y eso si ser los principales aplaudidores de sus jefes políticos con todo y la porra pagada que les sigue a todos lados queriendo parecer populares cuando son todo lo contrario; seguramente vendrán a su mente varios casos así de ahora y del pasado… y como dice el dicho: “que se ponga el saco al que le quede” (al cabo hay varias medidas).

Finalmente, según el desempeño que les hemos observado ¿cuál creé usted que sería el número ideal de regidores en Acapulco?

alvolantetv6@hotmail.com

COMPARTIR