Por Enrique Silva

Varias medidas de cuidado y protección al medio ambiente se han venido implementando buscando una convivencia armónica con la naturaleza, la flora y la fauna; sin embargo han resultado y pueden resultar medidas a medias si no se complementan las acciones ni se prevén las posibles consecuencias.

Ejemplo claro de ello es lo que ocurrió cuando se prohibió el uso de animales en los circos en el afán de protegerlos y evitar maltrato hacia ellos ¿qué ocurrió?… pues que se dejó de emplear animales en esos espectáculos y se han adecuado para ofrecer otro tipo de entretenimiento, sin embargo no se previó adecuadamente que pasaría con los animales y se sabe que muchos acabaron muriendo en el descuido total porque a nadie le interesó hacerse responsable de ellos, murieron entonces como mártires las antiguas estrellas de circo.

La intención de erradicar el uso de caballos como fuerza de tracción en las calandrias de Acapulco y emplear otras alternativas para que no se pierda ese atractivo y opción de trabajo es buena, sin embargo se teme que al ocurrir los equinos que de por si no gozan de los mejores cuidados, acaben en el abandono con las consecuencias que ya sabemos, sobre todo porque nadie ofrece un destino final digno para los caballos una vez que dejen de ser utilizados.

 

Recientemente se aprobó que en el estado se erradique el uso de popotes, artículos de unicel y bolsas de plástico en establecimientos comerciales, lo cuál se ha recibido con agrado por el grueso de la sociedad, sin embargo algunas voces manifiestan preocupación por la posible pérdida de empleos en las empresas que se dedican a la elaboración de ese tipo de artículos, por que aumente la deforestación al requerirse más papel y cartón, obvio derivados de los árboles, sin embargo en éste caso otros estados donde se tomó ya esa decisión, las empresas fueron orientadas a redireccionar su producción fomentando el reciclaje o empleando materiales biodegradables lo que les permitió subsistir y mantener los empleos y a quienes viven de la venta de esos productos, es decir se propuso una solución completa que no acabó causando daños colaterales, lo cual es absolutamente plausible al realizar una acción como solución en conjunto.

En adelante se deben tomar muchas medidas que acaben con viejas prácticas y las inercias que traigan consigo, sin embargo deben analizarse de manera integral para que no acabemos solucionando un problema… y generando otro ¿no cree usted?.

alvolantetv6@hotmail.com

COMPARTIR